A través de la distancia

De Benny Jazmín Coronel Vite

 

Estaba afuera como si espera algo que jamás iba a suceder, pasadas algunas horas reaccione estaba fría y mojada, llovía, era una noche helada, decidí regresar a mi casa, vi a través de la ventana y veía como un chico temblaba, lo ignore decidí meterme a bañar, pasados algunos minutos volví a la ventana, dejó de llover y decidí bajar y ver si necesitaba algo.

Ya estando con él le pregunté:

Ella: ¿Te sucede algo?

Él: no nada y disculpa, pero te voy a pedir, que favor me dejes en paz.

Me retiré y decidí regresar a mi casa. Entre, y al poco rato alguien tocó la puerta.

Él: disculpa si fui grosero, tengo algunos problemas y tú no tienes la culpa pero eh estado muy tenso últimamente.

Ella: No, no te disculpo y márchate de mi casa.

Se retiró y lo vi caminar como si no supiera a donde ir, completamente desorbitado, algunos días después lo volví a ver en un parque cerca de mi casa, yo estaba llorando y él se acercó a mí y me preguntó que me pasaba;

Ella: nada, nada, solo problemas (levanté la mirada y vi que era el mismo chico, el me veía raro y yo solo quería alejarme de ahí pues estaba apenada por como lo había tratado la otra noche) le pedí disculpas (solo sonrió).

Él: te perdono si me dejas acompañarte a tu casa, ¿vale?

Ella: Vale, pues.

Ya en el transcurso del parque a mi casa, el me platico que estaba mal pues había discutido con su familia ya que por su culpa se mudaban muy a menudo, yo solo le ofrecí mi amistad y el gustosamente aceptó, platicamos hasta llegar a mi casa y el me preguntó:

Él: ¿Porqué llorabas hace rato en el parque?

Ella: le dije que yo tenía una relación, pero mi novio me había terminó porque ya salía con alguien más, y me dolió mucho, bueno eso ya no importa.

Nos despedimos y enseguida entre a mi casa. Pasados casi dos meses de estar saliendo con ese chico, decidimos comenzar una relación, continuamos viéndonos cada que podíamos, hasta que un dia él me dio una noticia, tenía que marcharse, se iría muy lejos y dejaríamos de vernos más.

Él: sabes me iré con mi familia a Canadá, te juro que ahora no fue mi culpa, les ofrecieron mejores trabajos a mis padres y no puedo quedarme aquí en Sevilla; te prometo estar en contacto.

Ella: no quisiera que te fueras, pero no puedo hacer nada, está bien creo que tendrás mejor vida allá, él se despidió de mí y mi madre, yo quería llorar, pero no debía pues solo quería lo mejor para él.

Meses después mi madre enferma, la tenían que operar; no resistió la operación y falleció, lo llamé, pero nunca contestó, me preguntaba porque no respondía mis llamadas, tampoco mis mensajes, algunos días después en redes sociales vi fotos de el con otra chica, creí que tal vez sería su amiga, hasta que vi cómo le publicaba cosas bonitas y conmigo, no se comunicaba. Me preguntaba una y otra vez a mí misma, ¿Qué pasó? ¿no decía amarme?

Pasaron días sin comunicarme con él, cuando por fin me envió mandado un mensaje al móvil, el cual decía:

Msj él: disculpa por no llamar antes, no he tenido tiempo, te extraño.

Msj ella: No te preocupes, solo tengo dos preguntas para ti ¿Por qué no llamaste cuando mi madre falleció, tampoco mandaste mensaje? ¿Quién es la chica que aparece en todas tus fotos?

Msj él: de eso quería hablar, no es mi novia solo se ha convertido en una buena amiga y soporte para mí, ¿sabes?… no quiero que sufras por la distancia que nos separa, siento que las cosas ya no son las mismas y los sentimientos han cambiado, prefiero que esta relación termine.

Msj ella: me ha sorprendido tu mensaje, está bien ambos sabíamos a lo que nos enfrentábamos, cuídate.

Después de haber terminado la relación yo buscaba cualquier motivo para mandarle texto y poder hablar con él, me daba tanto miedo que me olvidara, que olvidara todos los momentos que pasamos juntos. Un dia cualquiera me encontraba leyendo mi libro favorito cuando escuche sonar mi móvil, era un mensaje de un número que no tenía registrado.

Msj: ¡hola! Disculpa sé que talvez no me conoces; me entere que has buscado a Marco algunas veces, pero te quiero decir que él y yo tenemos una relación y preferiría que no lo busques más, déjanos ser felices.

En ese momento sentí que no debía importarme todo lo que pasara por la vida de ese chico al que tanto había querido, no pude contener las lágrimas al leer tan cruel mensaje.

El tiempo marchaba normalmente, solía realizar mi rutina diaria. por un tiempo había decidido alejarme de todas las redes sociales, pero ese dia sentía ganas de volver a ver todos los recuerdos de mi pasado, mi sorpresa para mal fue ver fotos de Marcos con Sofía su nueva novia, se veían muy felices, había muchas fotos de ellos y de pronto en una publicación, leí un texto que Sofía le dedicaba a Marcos, “Pronto formaremos una familia solos tu y yo, espero poder hacerte feliz y darte todo lo necesario para ser felices juntos”, me dolió hasta el alma, pero pude con ello.

Pasaron algunos meses cuando nuevamente vi fotos ahora eran de su boda, y de lo felices que se veían, vi como poco a poco formaban una familia, tenían dos hermosos hijos y eran iguales a su padre, me alegré mucho por ellos, pero no tanto por mí, yo aún lo amaba, y sí tal vez, ese fue mi error no decirle que aún lo amaba como cuando éramos novios.

Decidí que debía seguir con mi vida. Pasaron los años y yo aún esperaba su mensaje, no sé cómo termine así, sola, sin nadie a mi lado, y ahora estoy aquí en una camilla internada en un hospital aun sufriendo por este chico que se robó mi corazón.

Nota:

Mi nombre es Carlos soy el doctor de Martha he encontrado su diario y he leído su historia de amor, sé que a ella le hubiera gustado que su historia tuviera un final, así que intentaré dárselo explicando todo lo que ha pasado. Ayer por la mañana observe entrar al cuarto de la señora Martha a un anciano que se postró a un lado de su camilla, ella estaba casi inconsciente y sin reconocer a nadie; solo escuché que al verlo le llamó Marco, el correspondió al comentario contestando:

“Te amo, siempre lo hice, mi adorada Martha jamás pude olvidarte”

Paso toda la noche en la habitación, hoy por la mañana surgió algo inesperado, al entrar a inspeccionar, los dos ancianos habían fallecido durante la noche, uno al lado de otro, Martha al fin se reencontró con su amado y su amor se volvió infinito, no importo cuanto tiempo tardaron para reencontrarse nuevamente, ni que tanta distancia los pudo haber separado, al final cada quien está donde debe estar, hoy Martha y Marcos están juntos y esta vez para siempre.

Pasó toda la noche en la habitación, hoy por la mañana surgió algo inesperado, al entrar a inspeccionar, los dos ancianos habían fallecido durante la noche, uno al lado de otro, Martha al fin se reencontró con su amado y su amor se volvió infinito, no importó cuanto tiempo tardaron para reencontrarse nuevamente, ni que tanta distancia los pudo haber separado al final, cada quien está donde debe estar, hoy Martha y Marcos están juntos y esta vez para siempre.

Portada

 

 

 

 

Deja un comentario