El beso fue el preludio…

Por Andrea Saldaña.

 

Estaba en la regadera pero el timbre era insistente, mis hijos, pensé. Me coloqué una toalla como turbante y me puse la bata al salir del baño. Al abrir, la sorpresa me hizo olvidar que bajo la bata, solo estaba mi piel… húmeda. El turbante resbaló, por fortuna mi pelo ya no estaba tan mojado.

Ambos nos quedamos sin palabras. Solo nos miramos, el recorría mis labios con su índice. El beso fue el preludio, evocamos memoriosos recuerdos del pasado, surgieron lágrimas, sollozos y suspiros, era el placer mostrado sin pudor en su diverso y plural significado.

Caminamos tomados de la mano, necesitábamos tanto nuestros cuerpos. El amor estaba vivo, el ayuno y la ausencia no lo habían desgastado. Fueron muchas las fantasías de mis sueños, jamás algo tan simple que, sin embargo, nos causara tal placer. Su calor fue de la ternura a la pasión, en tan solo segundos, luego, llegó la eternidad. Para ambos, el silencio fue tan elocuente.

Siempre he dicho que nada es perfecto, estarás de acuerdo conmigo, aquellos momentos…si lo fueron.

 

andrea

Deja un comentario