La Minga en movimiento para la mesa de nuestros muertos, nuestros ancestros!!!

14590434_10202594454580124_7828812994090816084_n
(Localidad de Guerrero). 

La minga es una tradición de origen absolutamente andino, que revela, como en nuestro continente la forma de vivir era absolutamente comunitaria, contrariamente a la individualista de los conquistadores europeos.

14938132_10202594427419445_4737785332239795073_n 14915384_10202594458220215_7833490698158973033_n

Esta forma de trabajo comunitario o colectivo tiene como fin ayudar solidariamente a una o más personas. La palabra minga deriva de minka en quechua.

Se conoce como minga a la colaboración desinteresada de los vecinos para levantar la cosecha especialmente, o también puede invitarse a los vecinos a una minga para cualquier obra solidaria que debiese llevarse a cabo.

14925277_10202594442219815_4006404303920835629_n

La importancia de la minga radica en el valor actitudinal del encuentro, ya que ante la convocatoria de referentes, se movilizan, se encuentran y se organizaba de tal manera, que el esfuerzo de la minga se convierte una verdadera celebración de vida, de amor, en una auténtica fiesta.

14915380_10202594429539498_3049025036473767803_n 14906918_10202594553782604_5670341095153376972_n

14910490_10202594443299842_8061884591608120869_n 14639805_10202594432819580_6535478325512913127_n

Caracterizan la minga; la gente se ayuda mutuamente (solidaridad) se comparte el esfuerzo (compañerismo) se trabaja en equipo, se organiza una mesa común para comer (dada la duración, 1 día generalmente).

14572765_10202594425299392_3391534703924541335_n

Los mingueros cumplen sus obligaciones con vehemencia y buena voluntad. La obra realizada a través de la minga, favorece a todos. Eleva la autoestima: porque un trabajo bien realizado, hecho con alegría y con resultados positivos para los usuarios, eleva la condición de querernos a nosotros mismos y al resto de congéneres. Amor al terruño: porque al entregar el esfuerzo en una minga, se está manifestando el cariño por la tierra y nuestra cultura ancestral.

 Gracias!!!! Familia Urbina, Familia Jaramillo, Familia Lopez, Familia Acosta.

14639821_10202594440339768_8083146839489173146_n

DÍA DE NUESTROS MUERTOS

Noviembre se denomina Ayamarka Killa o el mes del lugar de los espíritus. En épocas precolombinas lo dedicaban a los muertos cuyos cuerpos eran extraídos de sus bóvedas llamadas PUKUYO. Les daban de comer y beber y les renuevan sus ricos vestuarios, poniéndoles plumas en la cabeza, cantan y danzan con ellos, los ponen en sus andas y caminan por las calles del pueblo.

14915489_10202594555382644_2319271541724040587_n

Esta costumbre ancestral con muchas variantes persiste en los Andes de este tiempo, dentro de éstas comunidades sobresale las costumbres de los Quechua Aymaras a partir del mediodía del 1° de Noviembre la presencia de las “almas ” o “espíritus” de los difuntos en los altares domésticos (APXATRAS) que el pueblo continua homenajeando colocandoles una “mesa” ( hamp’ara) con los alimentos más predilectos de cada ser querido ya difunto, los campesinos colocan para homenajearlos aparece significada en la exhibición de diferentes platos cocinados y objetos elaborados de pan junto con abundantes muestras de productos hortícolas y frutales.

14910509_10202594456700177_5336011944933679016_n

En la actualidad para estas fiestas predomina la presentación de panes galletas y preparadas de harinas de un maíz especial mezclado con quinua molida, las llamadas QUISPIÑAS. Se prepara potajes donde lo blanco predomina, harina, panes. Se distribuye con sumo cuidado la coca, esta no se debe recibir con la mano extendida, sino con ambas manos protegiéndole.

14937463_10202594438859731_3549971141191576407_n

14639894_10202594632584574_2193839968773992465_n

Deja un comentario