Luna Llena


Oh hermosa y blanca luz que resplandece.
Solo cuando a su lado está el Sol que de noche se hace presente, y que de tan oscura, la serena.
Y la forma a placer como alfarero, cuya luz moldea y da figura a su antojo… tan femenina y dulce la toma y la hace lucir incandescente.
No hay nada que se interponga pues hay refulgencia, entendimiento, chispa que enciende lazos .
Como fondo, una tímida melodía.
Sublime y cándida como cuando sus siluetas se abrazan y se miran de frente.
No hay límites ni fronteras sólo palabras tiernas.
No hay asperezas ni bordes con pliegues que no dejen fluir las adversidades.
Vuelan cual libres sus espíritus, y se dejan llevar en armonía.
Ese sol abrazador contagia, da seguridad y fuerza, da sosiego, calor y alegrías.
Y vuelve así cada día, siempre con rumbo poniendo la mira en un catalejo y observa.
Sobrio continúa su vuelo en rotación hacia el destino, que no rota sólo se advierte, y vuelve a salir al día siguiente lleno de fuerza, ardiente, para volverse a su luna que lo rodea.

Por Orquídea Cruz Coria

Deja un comentario