Nueva intriga contra la representación y la población indígena

En estos días el Gobierno del Estado de San Luis Potosí, busca curarse en salud, presionado por los amparos indígenas, que no cesan ante sus constantes omisiones y violaciones a las leyes en materia indígena, de las cuales presume por fuera y vulnera por dentro.

El Gobierno Estatal pretende constituir el Consejo Consultivo tras un año de prescribirlo como castigo a sus demandas de amparo para que fueran debidamente consultados para elaborar el Plan Estatal de Desarrollo, cosa que aún sigue pendiente.

En lo “obscurito” la “Tintorería” –porque dicen que planchan todo- llamada INDEPI, (Instituto para el Desarrollo Humano y social de Pueblos y Comunidades Indígenas de SLP), quiere constituir el Consejo Consultivo.

indígenas de San Luis Potosí

 

Este 20 de diciembre, a las 12 hrs. en el hotel Taninul, municipio de Tamuín, S.L.P., será la sesión esperada para “planchar” este asunto que se ha vuelto la piedra en el zapato de esta administración omisa.

Dicho proceso de integración de este Consejo Indígena, está totalmente viciado, buscando imponer una representación indígena de foto, pero no de fondo.

 

Por ello, vive ya amparos en proceso, por la torpe y violatoria manera de integrarlo.  El Gobernador, sus ineptos, añejos y desactualizados asesores, quieren simular de nuevo su integración para buscar imponer una política de despojo.

Cabe mencionar que aún no han solventado lo relativo a la omisión de la consulta del Plan Estatal (pues les dieron para atrás jurídicamente) y ahora, se enredan más.

Resulta evidente que no hay química con las comunidades y la antropología, la confundieron con la “simulogía”.  Un año sin Consejo Consultivo y tras amparos, el Gobernador intenta simular que lo integra.  Está claro que no han lavado ni planchado nada.  Solo siguen acumulando ropa sucia.  Allá la “tintorería”.

Mientras, resulta importante conocer mínimo lo siguiente, para tratar de entender este asunto:

  • La creación del INDEPI fue motivada por una iniciativa de ley propuesta por las propias comunidades indígenas. Por ello el INDEPI es reclamado como suyo por las mismas.
  • La integración del INDEPI es para impulsar el desarrollo humano y social con una visión intercultural y con un enfoque que respete los derechos humanos y de los pueblos y comunidades indígenas, con una tarea fundamental de transversalizar el tema indígena en el conjunto de las instituciones que conforman el Ejecutivo, Legislativo y Judicial. No es un operador de recursos, debe ser una entidad normativa de la política pública del conjunto de las instituciones.  No debe ser una plataforma electoral, ni de despojos.
  • El INDEPI se constituye con dos grandes componentes: el de las instituciones que se aglutinan en la Junta Directiva, que debe presidir el Gobernador –pero que ha delegado- y el de la representación comunitaria que se concreta en el Consejo Consultivo, integrado por representantes indígenas y presidido por sus Comisiones Permanentes de Honor y Justicia.  Por eso no hay que mezclar agua con aceite.
  • El Consejo Consultivo cuenta con un Secretario Técnico que recae en el Director del INDEPI.  Él no debe decidir, sino es el Consejo quien debe determinar la agenda de los temas de sus reuniones y de las Comisiones Permanentes de Honor y Justicia. Los representantes indígenas no deben ser  sus empleados, deben ser sus consejeros y asesores. Aunque lo que busca el Secretario es convertirse en patrón de consejeros, usando solo lenguaje democrático y en la práctica institucional siendo un autoritario. Típico de los discriminadores funcionarios que no respetan la diversidad cultural.
  • En 2015, el Consejo Consultivo tuvo que defender su autonomía ante la Suprema Corte de Justicia, promoviendo una acción de inconstitucionalidad, dado que el Congreso quiso meter diputados a su vida orgánica, para manipularle. Dicha acción de inconstitucionalidad que ganó el Consejo, permitió que la Ley del INDEPI no fuera cambiada. Pues todo cambio debe ser progresivo no regresivo. Por ello los representantes indígenas no dan luz verde a cambios sin antes revisar muy bien.  Cosa que, con el nuevo Consejo a modo del Gobierno, quieren imponer regresiones. Típico de Priistas, que lo ilegal lo convierten en legal, modificando la ley a su interés y antojo.
  • El Consejo Consultivo tiene un reglamento interno que es el que debería de regir su vida y sus sesiones, no las puntadas de los funcionarios. El pleno del Consejo es su máxima autoridad y es el único que puede hacer modificaciones a su reglamentación, que se deben trabajar con anticipación y deben ser analizadas con tiempo cada una. También dichas modificaciones al reglamento interno deben procurar el respeto de la autonomía del Consejo,  no ir en contra de las comunidades y debe respetar derechos humanos, la costumbre  y las leyes.
  • Al no consultar el Gobierno Estatal el Plan Estatal de Desarrollo, se promovieron amparos. Se ganó uno y con ello se obligó a una consulta que no fue debidamente realizada. El proceso sigue aun en curso en tribunales. También otro amparo que se había ido a revisión ante el Colegiado del Poder Judicial de la Federación, revocó la sentencia que el juez había establecido, con ello se les da la razón a los reclamos de los representantes indígenas, evidenciando que se les ha dejado en estado de indefensión.  Esto, ahora obliga a El Gobierno del Estado, a integrar toda la documentación que le permita comprobar que habría hecho la consulta respetando derechos.  Aun el Gobierno, no ha cumplido ante el juez y está en curso la nueva sentencia.  No podrá cumplir, puesto que no se apegó a la ley de Consulta y sólo consulto a 43 de 397 comunidades.  Pero los jueces y el ejecutivo siguen orquestando la impunidad en sus recintos.  Pese a ello sigue el proceso.
  • Por otra parte, y una vez que el Consejo prácticamente quedó proscrito por el Gobierno, se metieron otros amparos para exigir su funcionamiento y renovación. Es así que Gobierno obligadamente inicia un nuevo proceso de elección de consejeros, el cual también ha sido cuestionado judicialmente por las graves omisiones y violaciones a derechos que la propia convocatoria y la elección misma han tenido. Es así que, a casi un año, no se ha sesionado por el Consejo, como si de esta forma se castigará a quienes han defendido su derecho a ser consultados y tomados en cuenta.
  • Hoy al Gobierno le urge establecer el Consejo para subsanar lo que los tribunales le exigen, pero también quiere sacar en una sola sesión lo que no ha hecho en más de 2 años. Hay que tener cuidado, pues seguramente y fuera de agenda, se pretenderá modificar el reglamento interno para propiciar la manipulación de los consejeros, cuando esta discusión se debería hacer con detenimiento.  Así también seguramente se pretenderá aprobar el Anexo al Plan Estatal de Desarrollo que no respeto lo que se pronunció y dijeron las comunidades; pues en ese anexo solo pusieron lo que al Gobierno le conviene legitimar. Intentarán también que se apruebe el Plan Sectorial de Pueblos Indígenas, cuando éste no está fundado legalmente y toca materias que son solo responsabilidad federal y no estatal, como es el caso de la materia agraria.
  • ¿Por qué ahora les interesa trabajar con los indígenas y su Consejo Consultivo? Porque en febrero viene la licitación de  exploración y explotación de gas y petróleo que afectará 382 hectáreas de por lo menos 12 municipios de la huasteca potosina. Vienen por las tierras y territorios indígenas, sus aguas y forma de vida. A los consejeros indígenas el Gobierno quiere utilizarlos para levanta dedos y volvernos cómplices del despojo encubierto de progreso y una visión de desarrollo que no es la suya.

 

Así que ciudadanas y ciudadanos, ¿De qué lado está su corazón? ¿Estará del lado de los pueblos y comunidades? o ¿Apoyará con su silencio a los malos funcionarios que solo quieren aprovechar la voz indígena cuando ellos la necesitan, para despojarles y despojarnos de nuestra riqueza? SÍ, de nuestra riqueza, pues los recursos del subsuelo son de la nación y la nación somos todos y todas las mexicanas…. Ahí,  ustedes saben.

Mientras la lucha de los indígenas por vivir, sigue siendo la lucha de la memoria, en contra del olvido.

NIÑOS-INDÍGENAS

 

Deja un comentario