¡Si me quedo en casa no como!

Coronavirus, cuarentena y trabajadores rurales.

Pampa Blanca. Jujuy

Mg. Víctor Hugo MAMANI[1]

Como una forma de romper el aislamiento físico, me adentré en las redes sociales, y me encontré con Cintia CALIVA, una exalumna de Trabajo Social residente en Pampa Blanca, localidad del departamento El Carmen, en la provincia de JujuyArgentina, cerca de la carretera RN 34, a 48 km de San Salvador de Jujuy. Conversar con ella sobre ¿cómo lleva la cuarentena? me permitió conocer aspectos de la realidad que cotidianamente se mantienen invisibles o poco se habla en los medios de comunicación: los trabajadores rurales. Trabajadores que en muchos casos, lo hacen “en negro”, habitando la precaria ruralidad de la región.

         ¡Quedate en casa! dicta el slogan y como refiere María Victoria Cano (2020) el “olor a Lysoform se hace notar”, circulan los desinfectantes y el alcohol en gel. Pensamos en ¿cómo llegar a los supermercados?, y llenar la heladera con provisiones por lo que se viene. Pensamos en las diferentes formas de sobrellevar la cuarentena, trabajando por internet, viendo películas, comiendo, durmiendo, mirando noticieros e informándonos del avance de este virus particular, que nos exige distanciamiento social. Todo en casa.

      Creo que en los medios de comunicación a los que tenemos acceso, se parte de un supuesto erróneo; se supone que toda la población tiene la posibilidad de sostener la distancia social y hacer lo referido en el párrafo anterior.  Se cree que en nuestro país, todos somos de clase media.

        Laura Vales (2020) nos recuerda que “en el país, sin embargo, cuatro millones de personas viven en barrios populares, de urbanización precaria, lo que en muchos casos significa condiciones de hacinamiento y ninguna posibilidad de hacer trabajo en casa. A eso se suman dificultades más básicas: lavarse frecuentemente las manos es una recomendación difícil cuando la red de agua potable es una canilla de uso compartido en un pasillo. 

       Agrega que “estas condiciones instaladas por la pobreza estructural, las de un país que no es Italia ni España, están enfrentando al Estado y especialmente a la militancia social a pensar otras medidas para que la cuarentena pueda implementarse. Especialmente en el conurbano, donde los funcionarios, intendentes y referentes barriales señalan que la clave, en los días que vienen, va a ser garantizar la distribución de alimentos. En este marco, el gobierno nacional analiza para el caso de que el confinamiento deba prolongarse ampliar la asistencia económica a los que dependen enteramente de changas y no tienen planes sociales. Las estimaciones no oficiales señalan que están en esa situación, un millón de argentinos”

          Cintia, me comenta que sus vecinos y conocidos, al enterarse de la cuarentena -medida en beneficio de todos- a ellos los perjudica:

“No podremos ir a trabajar a la finca, ¿qué vamos a hacer? Si no trabajamos no comemos”.

“Vivimos de esto, encima que estamos en negro, cobramos por semana. Con eso paramos la olla”.

“Con la verdura nosotros tiramos hasta Agosto, que comienza el tabaco. Ahora nos quedamos sin nada”

¿Qué vamos hacer en la casa? ¿Qué pondremos en la mesa para los hijos?”

        Y agrega que es imposible que sus vecinos -peones rurales- se queden encerrados en sus casas, como los que muestran en la televisión. Menos seguir a rajatabla las medidas de prevención, por mucho que lo quieran hacer.

“Es gente de trabajo, que vive al día. Trabaja, cobra el día y come. No trabaja, no cobra, no come. Además viven en condiciones precarias, sus casas no tienen todos los servicios ni las comodidades de la clase media. Para ellos cuidarse y cuidar a los suyo, es salir a trabajar, para que en su familia no falte nada”

         Por estos tiempos, el trabajo de los vecinos de Cintia es la siembra- cosecha  de verduras y hortalizas (papa, zanahoria, maíz, tomate, cebolla, zapallo, zapallito, etc.) hasta que en Agosto comienza la temporada del Tabaco. Trabajadores rurales que siguen el ritmo del sol para abrazar la tierra, entregando cada día su enorme esfuerzo para hacer de su espacio una forma productiva de vida. Preocupación y situación del peón rural,  que se pierden en la vorágine de quienes estamos preocupados por el alcohol en gel, del jabón más antiséptico, del horario de los supermercados, de cuando vuelve el fútbol, y otros menesteres.

      El trabajador rural como lo era mi abuelo -que en su libreta de enrolamiento en el ítem oficio figuraba como  “agricultor”- está preocupado por que “si no trabaja no come, su familia no come”. Hoy no les preocupa  “quedarse en casa” sino llevar el pan a su mesa.

         Nunca más vigente la obra de Ernesto de la Cárcova (1894) “SIN PAN Y SIN TRABAJO”, un pincel comprometido con las clases bajas empobrecidas, mostrando la intimidad de una familia marcada por la incertidumbre.

         Todo ello acontece mientras el alcohol en gel y líquido escasean en supermercados y farmacias, mientras aplaudimos en los balcones, mientras referentes sociales y/o culturales salen de minivacaciones o de días de campo en sus estancias, o viajan a la costa. Mientras muchos piden regresar de Europa y EEUU con síntomas, eludiendo la ley y tratando mal a nuestros policías haciendo abuso de poder. O peor aún como refiere Cintia, “mientras los concejales de Pampa Blanca se aumentan el sueldo”. En medio de nuestra conversación, nuestro presidente comunica asistencias financieras a los más afectados, monotributistas A y B, trabajadores informales, que viven de changas. Cintia acaba de tomar conocimiento  y expresa:

            “Ojalá las medidas del gobierno lleguen a ellos, profe. Yo les aviso cualquier novedad a ellos, porque algunos no tienen televisión ni celu. Son peones rurales y además  SON MIS VECINOS.

Jujuy, 23 de Marzo 2020.Jujuy.Argentina

Citas.

VALES, L. (2020)  La cuarentena en barrios populares. www.pagina12.com.ar/254728-la-cuarentena-en-los-barrios-populares

CANO; M. V. (2020) Cuando la frase “quedate en casa” no es igual para todos los sectores sociales. www.elciudadanoweb.com/cuando-la-frase-quedate-en-casa-no-es-igual-para-todos-los-sectores-sociales/

El Tribuno de JUJUY. (2020) Pampa Blanca. Ediles se aumentaron 240%. www.eltribuno.com/jujuy/nota/2020-3-23-0-0-0-ediles-se-aumentaron-el-240%

De la Cárcova, E. (1894) Sin pan y sin trabajo. www.educ.ar/recursos/131161/ernesto-de-la-carcova-sin-pan-y-sin-trabajo



[1] Mg. en Trabajo Social (UNER) Lic. en Trabajo Social (UNSE) Trabajador Social (IES Nro 7. Populorum Progressio-Intela) Docente e Investigador. Director del Centro de Estudios Socioculturales y Acción Comunitaria JAKASIÑA. Jujuy. Argentina.

Autor de libros y artículos científicos en su especialidad. Columnista en Revista Elite. México.

Deja un comentario